Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Lista de cannon a pedir
Dom Oct 19, 2014 1:42 pm por Aegon

» The Last Rebellion [Afiliación Élite]
Dom Jul 06, 2014 4:27 am por Invitado

» Los Siete Reinos [Foro Nuevo - Af. Élite]
Vie Jun 06, 2014 2:53 pm por Invitado

» Directorio Looking For You
Sáb Mayo 24, 2014 11:24 pm por Invitado

» Bleeding Years [Afiliación élite]
Dom Mayo 18, 2014 2:16 pm por Invitado

» Throne of ice and fire (Cambio de Botón)(Afiliación Élite)
Jue Abr 24, 2014 10:44 pm por Invitado

» Lost and Last [afiliación élite]
Lun Abr 21, 2014 6:45 pm por Invitado

» El cálido abrazo de la mañana. +18 (Día 1 Mes I año 378)
Jue Abr 17, 2014 5:11 pm por Daella Blackfyre

» Win Or Die - Afiliación Élite(Confirmación) y Petición de cambio de nuestro botón
Mar Abr 15, 2014 5:27 pm por Invitado


  • El Norte
  • Los Ríos
  • Occidente
  • El Valle
  • Islas del hierro
  • La Corona
  • El Dominio
  • Las Tormentas
  • Dorne
  • Extranjeros
Foros hermanos

Afiliados de Élite
PhotobucketScorpion Flower Time Of Heroes Photobucket
Afiliados Normales
Game of Thrones
Shadows of Westeros (Sombras de Poniente) es un foro de rol interpretativo de la saga de novelas de GRR Martin A Song of Ice and Fire (Canción de Hielo y Fuego). Todo el contenido respecto a ambientación, ubicación, etc pertenece a dicho autor y novelas, adjudicándoles todo el crédito correspondiente. Los gráficos, imágenes de foros y subforos fueron extraídos de diversos puntos de la web, y los fundadores de éste foro no se adjudican la autoría de las mismas. Íconos pertenecen a Paradox Interactive. La ambientación particular de éste foro, su diseño y sistemas pertenecen enteramente a los autores del mismo, siendo éstos Cuervo Blanco y Cuervo Negro. Todos los derechos reservados. Agradecimiento a asshai.com y a Hielo y Fuego Wikia por la información valiosa que utilizamos en el foro y a Foroactivo por prestar las herramientas necesarias para crear el foro. Este foro está protegido por una licencia Creative Commons, pues el sistema de juego y las guías han sido creados y adaptados por los administradores del mismo.

Daella Blackfyre

Ir abajo

Daella Blackfyre

Mensaje por Daella Blackfyre el Miér Mar 26, 2014 12:57 pm


Daella Blackfyre

Bar Refaeli

Nombre completo:Daella Balckfire.
Sobrenombres:Wildfire.
Edad: 25.
Orientación sexual:Heterosexual.
Lugar de procedencia: Nacida en Mantarys. Educada en Volantis.
Clase social: sangre noble.
Ocupación: miembro de la exiliada casa Blackfire.
Armas:daga.



Descripción psicológica

Daella es la clase de mujer que no es recomendable tener de enemigo, bajo ninguna circunstancia, es implacable, cruel y sangrienta, la gusta aplicar sentencias terminantes y…muy creativas. Oculta esta faceta de su personalidad con gran habilidad, tras una gran diversidad de máscaras, de registros, que interpreta con maestría, como la mejor de las actrices. Para la mayoría de las personas es una dama encantadora, asertiva, con carísma, educada…aunque un tanto pícara, incluso descarada, y es que Daella tiene un talento especial para que sus palabras y acciones, si así lo desea, se muevan al filo de lo que es apropiado y lo que no lo es, de lo que no es un agravio y lo que no, de lo que es…en definitiva, le gusta confundir y provocar. Su habilidad como actriz es una parte importante de sus dones más valiosos: el embuste, la manipulación, el subterfugio,…en definitiva, todas las artes sutiles que entrañan el engaño y el uso constante de la astucia. Este conglomerado de lo que muchos se abstendrían de denominar “virtudes”, conforman una máscara perfecta, casi sin mácula alguna, sus habilidades de actriz, su capacidad para fingir, aparentando con una naturalidad sobrecogedora, apabullante y verídica, emociones y sentimientos que no siente, y siniestra inteligencia y astucia, la permiten ocultar sus trucos sucios, sus mentiras, sus jugadas tras el telón, a cual más compleja, certera y letal…Daella juega en ligas mayores, y solo, para ganar, no la importa usar estrategias y recursos escasos de moral. Muchas de sus oscuras hazañas ni siquiera las han relacionado con su persona, pues se preocupa por borrar sus huellas, y como no, conseguir una buena cabeza de turco de ser necesario. Otras, son curiosos rumores entorno a su persona.

Ladina, pérfida, astuta, perversa, maliciosa…y todos sus sinónimos. Su mente está en continua ebullición, siempre analizando, siempre alerta, siempre preparada para reaccionar ante los imprevistos. Hace gala una destacada fortaleza a nivel psicológico y emocional, es muy difícil hacerla perder los nervios, que de un paso en falso, o que deje alguna grieta abierta en algún arrebato de ira o miedo.

Es una mujer, con aplomo, temperamental, pero aún así paciente, cuando trama alguna intriga, algún plan, alguna estrategia, pocos son los que pueden comprender o incluso atisbar la compleja telaraña de manipulaciones y engaños que es capaz de tejer. Su mente es una urdimbre compleja, llena de entramados confusos, luces y sombras, pocos son los que pueden atisbar la lógica que guía sus actos. Algunos piensan que no es más que una caprichosa veleidosa, que se mueve en función de sus antojos, para satisfacer su hedonismo…y nada más lejos, la mayoría de las veces, Daella no da puntada sin hilo, todas sus acciones responden a una finalidad mayor al plazo que sea. Su personalidad, sin máscaras, ni velos, es algo que solo ha podido percibir su mellizo, y ni siquiera enteramente. A pesar de su carácter explosivo, es una mujer que sabe dar a cada cosa su tiempo, y esperar, sobre todo eso, sabe cuando debe permanecer pacientemente oculta en las sombras, dejando que los acontecimientos se desarrollen hasta que llega el momento idóneo para su intervención, y sabe cuando es necesario intervenir con presteza para hacer que los vientos soplen a sus favor.

Es tenaz, de una energía arrolladora, ha sido educada en todas las artes de las damas para complacer a la gente…y sobre todo a los hombres. Ella misma se ha encargado de pulir sus talentos en las “disciplinas” orientadas a cautivar los sentidos. Es una mujer un tanto dominante, indómita, orgullosa, y con carácter, aunque lo oculte cuando la situación lo requiere. Esta hecha para vivir en sociedad. Siempre procura estar considerablemente bien informada, en todos los aspectos. Los desafíos la excitan, aquello conseguido con demasiada facilidad acaba aburriéndola. Es buena improvisando, haciendo gala del aplomo que cabe esperar en una buena actriz y de una mente ágil para capear el temporal. Odia perder y su ira es una tempestad implacable.Para ella el mundo es como un gran tablero de Cyvasse o Sitrang, y las personas son piezas dispersas en un entramado de confusos objetivos que ella puede utilizar para conseguir lo que desea. Es desconfiada.

Pero, si hay algo que define a Daella a ojos de la gran mayoría de los seres que la han contemplado, es su subyugante y desbordante sensualidad, su beldad sin mácula, cada curva de su anatomía parece haber sido trazada para atraer miradas y estimular la admiración y el deseo. Su cautivador físico está envuelto y gobernado por un donaire único, cada gesto, cada movimiento, encierra una elegancia y una armonía sin tacha, ligera y sutil, matizados por un involuntario toque de atractiva y lasciva provocación, sensual. Su voz va acorde a su apariencia física, suave, femenina, rica en matices de cadencia armoniosa y cautivadora. Es considerada una de las mujeres más bellas de todos los tiempos. Muchos hombres han escrito poemas y canciones sobre ella, el fragmento más conocido sobre su belleza pertenece a un apasionado autor anónimo.

Gustos:una conversación interesante, el sitrang y el Cyvasse, los venenos, las serpientes, las comidas especiadas (especialmente las dulces), los hombres interesantes y atractivos, las discusiones que exigen de ingenio y concentración, los desafíos, la música, la seducción, la literatura, tramar, los baños de agua muy caliente, bailar, la filosofía.
Disgustos: los charlatanes, que la hagan perder el tiempo, aburrirse, los olores demasiado intensos, los que creen que tienen siempre razón sin fundamento, la traición, que se la menosprecie,
Manías: morderse el interior de los labios y la comisura, apretarse el labio inferior entre los dedos cuando está concentrada, chasquear la lengua, comprobar si su comida está envenenada.
Fobias y Debilidades: Exceso de orgullo y confianza en si misma.



Antecedentes Históricos

Daella nació en Mantarys, muy cerca de lo que fue la grandiosa Valyria. Vino al mundo pocos minutos después que su hermano Baelor, y por desgracia, su madre no pudo soportar el nacimiento de las ambas criaturas y murió en cuanto la niña abandonó su cuerpo. Se dice que la parturienta, Visenya, no pudo hacer frente a las arrolladoras llamas vitales de sus propios hijos, y fue sobrepasada por ellas, consumiendo la suya propia en el esfuerzo de traerlos al mundo. Esa noche la tierra que antes había sustentado a la poderosa Valyria, pareció estremecerse, como si algo hubiera despertado de un largo sueño y volviera a bullir en las entrañas de calcinada tierra, que se tradujo en una inmensa nube negra que se tragó las luces del cielo nocturno. El padre de los pequeños, Viserys, fue presa de la pena por la pérdida de su querida esposa, con la que compartía un estrecho vínculo, y aunque no culpaba de forma directa a sus hijos de su muerte, nunca fue capaz de verlos como el padre que podía haber sido si Visenya hubiera sobrevivido. Se mantuvo frío y distante durante toda su vida, incapaz de implicarse demasiado emocionalmente con los pequeños. Sin embargo, no les pasaron inadvertidas las señales que se manifestaron entorno a su nacimiento, sabía que estaban destinados a algo grande, y los educó en consecuencia.

Su infancia fue la de una niña caprichosa y temperamental, pero no la de una mimada, pues se vio presionada constantemente por su progenitor, por sus altas expectativas para que se convirtiera en una dama exquisita, culta, e inteligente. En un principio, la niña se volcó con abnegación en todas en cada una de sus lecciones: protocolo, danza. canto, música, oratoria, filosofía…Pero su talante temperamental, el no recibir compensación alguna por su esfuerzo, por sus progresos, y el percibir que prestaba más atención a su hermano que a ella, la impelieron a rebelarse en más de una ocasión. Semejante actitud y acciones eran reprendidas con dureza, y en ese tira y afloja continuo Daella aprendió a amarse, ante todo, así misma, y a complacer sus propias exigencias y expectativas. Su hazaña más sonada consistió en escaparse de casa cuando solo contaba con nueve días del nombre, junto a una de sus cuidadoras a la que extorsionó (no con dinero) para obligarla a acompañarla, a fin de cuentas, solo era una niña, necesitaba de una adulto que diera la cara por ella ahí fuera.  Marcharon en dirección a Tolos, la niña, fue capaz de eludir y despistar a muchos de los guardias que su padre mandó en su busca, de forma que su progenitor se vio obligado a buscarla personalmente. Dio con ella en el cruce de caminos entre Tolos y Mantarys, como era de esperar, la niña recibió un castigo ejemplar, pero ella ya había conseguido lo que quería, además de que dicha reprimenda no la disuadió de reincidir en su compartimiento, aunque eso no quiere decir que no aprendiera de la experiencia, al contrario, pulió sus artes, aprendió a esconder la autoría de sus “travesuras”, a redimir la atención hacia otras personas, dando la apariencia de pequeña dama arrepentida que se había reformado. Con los años se volvió, más artera, más peligrosa.

Su relación con Baelor en su niñez fue considerablemente ambigua. Eran dos niños con un carácter enérgico y temperamental muy parecido, y habitual que sus egos chocaran, hasta el punto de enzarzarse en encarnizadas trifulcas, pero manteniendo un intangible e intenso vínculo de nacimiento. El joven se convirtió en el foco de muchas de sus bromas pesadas. Sin embargo, en su adolescencia su relación cambió, con sus cuerpos en incipiente desarrollo, pero ya claramente una promesa de la belleza de la que harían gala en los años venideros, Daella se vio atraído por su hermano de una forma nueva pero irresistible. Le había observado entrenar en numerosas ocasiones años atrás, le había visto de muchas maneras y en numerosas situaciones, pero por primera vez cautivo y sedujo sus sentidos a la edad de quince días del nombre. Despertó su lívido juvenil, y esa fuerte atracción motivó el que empezara a hacer uso de sus innatas artes de seducción. Se acercó a él en lentos círculos, tentándolo de forma sutil, al principio, y más descarada a medida que su deseo se iba volviendo más intenso. No tardaron en sucumbir a sus pasiones, pero su conducta no fue censurada por su progenitor, más bien lo contrario, a fin de cuentas, había que mantener la línea de sangre pura. Desde entonces, su relación se volvió muy estrecha.

A esa edad su padre tuvo una reunión con Daella, la joven había colmado sus expectativa, incluso superado más de lo que él preveía y realmente sabía. La soltó un largo discurso acerca del brillante destino que le aguardaba, pero no fue algo que impresionara demasiado a la joven, ya tenía muy claro que podía llegar lejos, sabía que tenía los talentos y el empuje necesarios… para poder recuperar aquello que pertenecía a los miembros de su exiliada casa, solo tenía que tener paciencia y aguardar su momento. La sed de conocimiento de la joven, de autosuperación, la llevaron a visitar diversas Ciudades Libres y entablar relación con diversas personas, desde caras prostitutas y cortesanas, y demás personajes de escasa moral, hasta distinguidas y cultas personalidades. Al no tener un referente femenino claro, absorbió los conocimientos que le otorgaron diversas mujeres a los largo de su vida. Por ejemplo: en Lys aprendió el arte de proporcionar placer.

A los diecinueve días del nombre, los años de vida de su progenitor llegaron a su fin abruptamente debido a una rara y virulenta enfermedad. Daella sabía que su padre estaba bien relacionado, pero no hasta el punto de que se presentara en el funeral el Triarca de Volantis, Merro Azantys. Aquel hombre había venido no solo al funeral, si no que le impulsaban otros motivos de los que la joven receló. Les habló de una profecía que promulgaba que había llegado el momento de recuperar lo que les pertenecía junto a otros en una situación similar a la suya. Eso estaba muy bien, ¿pero que ganaba él ayudándolos?. Aún a pesar de sus sospechas, accedió a vender su casa de Mantarys para adquirir otra en Volantis y marcharse con él junto con su hermano. Aquella urbe resultó ser un campo de entrenamiento digno para una mujer con sus dones y habilidades. En ese escenario la joven Blackfyre fue puesta a prueba, refinó sus habilidades, tramó sus propias redes de intrigas y se integró en la sociedad como si hubiera nacido para vivir en aquellas oscuras y turbulentas aguas políticas. Aprovechó para profundizar en aquellos campos de conocimiento que eran de su interés gracias al acceso que tenía a la gran biblioteca del Triarca.

También se dedicó a investigar sobre la profecía y sobre los demás exiliados, y por supuesto, atenta a toda noticia proveniente de Poniente. Esperando pacientemente pero alerta y dispuesta.

Familiares:
Baelor Blackfyre.(Hermano mellizo)

Visenya Blackfyre (fallecida durante el parto).
Viserys Blackfyre (fallecido por enfermedad).



Atributos y Características

Guerra:1+2=3
Diplomacia:2+1+1-2-2+3=3
Intriga:2+1+6+1+2=12
Recursos:1-1+6=6

12 Puntos Gratis
Suma de características
Resta por las características

Cracterísticas:       



Otros Datos

Datos extra:
-Luce un tatuaje de una serpiente que parte del incio del espacio entre sus gluteos, se enrosca en sus lumbares y abraza una de sus caderas hasta la ingle. Es engra con detalles en rojo. Se la hizo como pago de una apuesta que perdió contra su hermano.

-Toma pequeñas cantidades de veneno de diversas clases para inmunizarse contra el. Conoce muchos de ellos, y sus propiedades.

-Tiene una serpiente venenosa llamada Yasha, con la que tiene una curiosa relación.

-Es habitual que los hombres que los hombres la agasajen con regalos, o los jaques se batan en duelo en nombre de su belleza.

-Habla Alto Valyrio, Común y el lenguaje del Comercio.

-Escrito anónimo sobre Della que pulula por Volantis.

"Me miró, y todo el mundo pareció contener la respiración, no se detuvo el tiempo, pero vi en su mirada el brillo del diamante más valioso, más hermoso, teñido del color de las amatistas. Me sonrió, y sentí como si el corazón y el alma se tocasen. La suave curva de sus labios, el color, que pareciera que acababa de beber sangre, y el brillo inmaculado de sus dientes a través de la carnosa y encarnada curva. Chasqueó la lengua y me fijé en esa mancha perfecta, tan tentadora, que era su boca y me recreé pensando si realmente sus labios estarían tan suaves y serían tan cálidos como se me antojaban. El sonido de su voz parecía besarme con cada nota los oídos, la escuchaba y creía que cada palabra era dicha a través de un sueño. Ladeó suavemente la cabeza, y no entendí como podía ser que se estuviera dirigiendo a mi. Entonces su rostro se giro, ya no me miraba, y no era capaz de recordar que me dijo. La ví alejarse, y pensé en lo irreal que parece pensar en que un cuerpo y un rostro así, puedan estar hechos de carne mortal, pareciera estar hecho de alguna sustancia de otro mundo, eterna pero desesperantemente real y material, cada movimiento sobrecogía como si fuera producto de magia que transmite un estremecimiento de placer, y aun hoy, su recuerdo subyuga mis sentidos."



Creado por Frozen
avatar
Daella Blackfyre

Mensajes : 8
Experiencia : 13
Fecha de inscripción : 25/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Daella Blackfyre

Mensaje por Cuervo Negro el Miér Mar 26, 2014 5:14 pm

Ficha aceptada!
A los registros!
avatar
Cuervo Negro

Mensajes : 73
Experiencia : 48
Fecha de inscripción : 01/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.